Onigiri (receta donada por idol3341)

 

Onigiri

INGREDIENTES

Gohan o directamente Sushi-Meshi
Kokumotsu
Alga Nori
Alga Hijiki.
Huevas de salmón o de trucha ahumada
Umeboshi
Beni-Shoga.
Jengibre en pasta.
Wasabe.


Aunque sea repetir lo que hemos contado en las recetas de Sushi, vamos a contar como se prepara un Onigiri, que no es sino una variación, o mejor dicho, un surtido de sushi en que los elementos diferenciadores van escondidos dentro del arroz a guisa de sorpresa.

A diferencia del Nigiri-Zushi en que se ponen filetes de gamba, sepia, salmón, etc., sobre los panecitos de Sushi-Meshi, aquí se preparan rellenos sorpresa que desde el exterior solo conocerá el cocinero, haciendo gracias como poner las formas triangulares con Umeboshi (pasta de ciruelas saladas), las cuadradas con picadillo de atún escabechado, las redondas con huevas de salmón, etc.

La receta
Preparamos un Gohan y, según lo sacamos de la cazuela y enfriamos con el abanico, lo rociamos con el kokumotsu.
A partir de ahí hay que trabajar con cierta habilidad y junto al fregadero porque hay que lavarse las manos, o al menos mojarlas, a cada bolita.
Preparamos los ingredientes de relleno y los dejamos a mano.
Yo les propongo cuatro para hacer cuatro formas, pero por ejemplo en en restaurante Don Zoco, hacen solo la triangular y cada pan tiene un relleno diferente, para que el camarero no pueda dar pistas. Ya hemos dicho que en este plato hay una parte de juego de sorpresas.
Las huevas de salmón o de trucha ahumada son deliciosas, sobre todo envueltas con un poco de pasta de gengibre.
El Umeboshi no debe faltar, por ejemplo con unas migas de bonito en escabeche.
Un picadillo de salmón ahumado con mostaza wasabe y unas láminas de limón, harán saltar las lágrimas a más de uno, pero no pasa nada, ya saben que este picante no deja rastro, solo pica en la nariz.
La cuarta que propongo es el jengibre Beni-Shoga, una bomba de perfume que combina de maravilla con un poco de pescado crudo muy picado, incluso con unas briznas de alga Hijiki.
También debemos tener preparada el alga Nori previamente tostada al fuego y cortada en tiras para envolver cada panecillo.
Ahora viene lo más diícil, aunque cuando se le coge el tranquillo, salen como en una factoría.
Nos mojamos las manos, cogemos un puñadito de arroz, lo apretamos en la palma de la mano dándole la forma deseada, con el dedo índice de la otra mano hacemos un hueco y lo rellenamos con lo que hayamos predeterminado. Se tapa con otro poco de arroz y depositamos cuidadosamente en una fuente. Así vamos haciendo panecillos sorpresa hasta acabar con el arroz.
Una vez terminado, envolvemos cada forma con una banda de alga (no es imprescindible, pero está tan rica ...) ya ya vamos montando la bandeja final, con los adornos propios de vegetales o incluso flores, porque no olvidemos que esta es una comida de fiesta.

Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=